Procesos Productivos en Minería a Cielo Abierto

| 16 abril, 2012 | 0 Comentarios

El objetivo final de una mina a rajo abierto es obtener un producto en cantidad y calidad definidas previamente. Este objetivo puede ser dividido en sub-objetivos, donde a cada uno de ellos, podemos asociar un proceso o sub-proceso, el cual tiene asociado un conjunto de actividades.

En general, se define como proceso productivo a la actividad o conjunto de actividades, sobre las cuales actúan diversos factores externos e internos y que a través de la interacción entre ellos y las actividades del proceso, permitirán obtener uno o más resultados o productos.

Para el caso de las operaciones en una mina a rajo abierto, definiremos como procesos productivos a todas las operaciones mineras que arrojen como resultado de dichas operaciones ya sea un producto físico o información.

Es de gran importancia garantizar un ambiente de operación apto para lograr los mejores rendimientos de los equipos involucrados, tanto en la parte física (material, equipos, mantención, disponibilidad, insumos, etc.), como en la parte humana (operadores, mantenedores, jefes de turno u otros).

Debemos destacar que el principal insumo y a la vez producto de cada proceso productivo es la información, la que en función de su calidad y cantidad permitirá llevar a cabo los procesos productivos en el mejor de los escenarios y con el más alto potencial de éxito posible. La información es lo principal para garantizar la coordinación y el buen desarrollo de cualquier actividad.

Esquema Proveedores – Entradas – Proceso – Salidas – Clientes

En un proceso convergen y divergen distintos entes puede ser visualizados de la siguiente forma:

Cuadro 1. Esquema Proveedores - Entradas - Proceso - Salidas - Clientes

Bajo este esquema los Clientes son los principales condicionantes del quehacer del proceso, ya que definen las exigencias de calidad y cantidad de las salidas que un proceso entregará. Por otro lado los Proveedores juegan también un destacado rol, ya que para que un proceso genere salidas de buena calidad, las entradas (suministradas por los proveedores) deben ser también de buena calidad. Para que, tanto las entradas como las salidas de un proceso, sean de calidad debemos garantizar un flujo permanente de información, ya sea entre Clientes y el Proceso como entre Proveedores y el Proceso.

El rendimiento final o total de una operación minera dependerá de que cada proceso y los procesos anteriores y posteriores obtengan resultados que cumplan y luego superen las expectativas de los clientes ya sean internos o externos. Debemos notar que el resultado global es producto de una cadena de resultados entrelazados y que el objetivo será obtener un buen rendimiento global a pesar que en algunos casos pueda significar desmejorar el resultado de una actividad particular (en cuanto a costos y/ o rendimientos).

Los factores que con mayor frecuencia estarán presentes, ya sea como entradas o salidas, en todo proceso productivo en la mina son los que se describen a continuación:

Características Geomecánicas de la Roca:

La competencia que tengan las rocas involucradas en una explotación en particular, condicionará las dimensiones de nuestra mina, ya que nos definirán en gran medida los ángulos de talud los cuales influirán (entre otras cosas) en las pautas de operación y en el rendimiento de la flota de equipos.

Por ejemplo; si por razones geomecánicas debiera variar el ángulo de talud, necesariamente debieran variar las condiciones de operación y por ende los costos.

La posibilidad de construir bancos dobles o de mayor altura también influirá en la operación (equipos y costos), ya que no siempre con los mismos recursos podrá garantizarse los resultados para este tipo de cambios operacionales.

En lo que a geomecánica se refiere los procesos necesitan información para estimar si existirá algún cambio en sus rendimientos y costos, debido a algún cambio en la calidad de la roca o estructuras y si es necesario cambiar alguna variable de operación.

Características del Material removido:

La dureza y abrasividad de la roca influirán en el rendimiento y costos de todos y cada uno de los procesos productivos; por ejemplo, es muy diferente perforar roca dura que roca blanda, así como también las estructuras presentes influyen en la calidad de la perforación.

Mantención:

La mantención juega un rol fundamental en cualquier operación que involucre equipos, ya que la disponibilidad física de ellos influye directamente en el rendimiento, por lo tanto en sus costos. La disponibilidad de repuestos y asistencia técnica permitirá mejorar los índices operacionales y con ello la operación misma.

Como cliente, la mantención necesita que la información generada en el proceso sea lo más real posible y que el uso de los equipos sea el adecuado, en lo cual el operador juega un papel fundamental.

Planificación y Producción:

La adecuada planificación de la producción permitirá que el rendimiento de los equipos sea el adecuado, lo ideal es que dicha planificación se realice en función de los rendimientos actualizados de la flota de quipos, de la adecuada distribución de los recursos y de las condiciones de operación existentes. Por ejemplo, si dentro de las exigencias de producción se encuentran puntos de operación muy alejados entre sí y la disponibilidad de los equipos no es ideal, nos encontraremos en una situación en que no es posible lograr la producción esperada o bien se logrará a costos muy elevados.

Como cliente la planificación requerirá información fiel de las operaciones (reportes de operación, movimiento, disponibilidades, etc.), para así poder proyectar a futuro los movimientos de materiales y disposición de recursos requeridos.

Servicios Mina:

Fundamental resulta que los equipos de servicios mina actúen conforme a los requerimientos de operación, esto es que se encuentren disponibles cuando se les necesite y que no interfieran negativamente con la operación.

Por ejemplo, servicios mina juega un rol preponderante en el mantenimiento de los caminos y accesos, ya que cuando éstos se encuentran en buen estado permitirán desarrollar mejores maniobras a los equipos productivos, produciéndose mejores rendimientos y además permitirá disminuir el desgaste o daños a los neumáticos (o aceros), por lo que los costos disminuirán.

La adecuada preparación de las zonas de operación permitirá una operatividad óptima de los equipos y que garantizará el buen funcionamiento de ellos (menor probabilidad de ocurrencia de daños) y algo muy importante, la disminución de la probabilidad de ocurrencia de accidentes con sus respectivas consecuencias.

Seguridad, Salud y Medio Ambiente:

La seguridad, la salud y el medio ambiente son preocupaciones permanentes y eternas en todo tipo de actividades, tanto como entradas, como salidas y como elementos internos de un proceso. En razón de esto en las operaciones mineras resulta fundamental garantizar al personal su seguridad, proteger su salud y la interacción positiva con su entorno.

En la operación normal de un equipo, debemos siempre esforzarnos para que la probabilidad de ocurrencia de un incidente o accidente sea nula. Una operación segura genera un bienestar global en el personal de la mina, conduciendo a un rendimiento operacional mayor en el corto, mediano y largo plazo, y cuando los incidentes ocurren el balance final siempre es negativo tanto para la faena, como para el personal y el entorno.

Suministros:

La disponibilidad de suministros para la operación es fundamental para el desarrollo de estas, ya sea como suministros de alimentación directa (electricidad, agua potable e industrial, etc.) o indirecta (repuestos, neumáticos, materiales, piezas de desgaste y otros). La adecuada programación de las actividades permitirá definir y mantener una buena gestión en el almacenamiento de suministros (stock), con el fin de que cuando un proceso requiera alguno de ellos siempre se disponga de este.

Operaciones y funcionamiento global:

Las operaciones relacionadas y realizadas antes y después del proceso en cuestión, generan productos y resultados útiles para el proceso mismo, ya que de estos depende el buen comienzo del proceso productivo siguiente. Recordemos que cada proceso es parte de una cadena de información, resultados y operación global de la faena, por lo tanto dependen una de la otra.

La operación global de la mina permitirá dar la pauta a las operaciones particulares, en el sentido de definir las estrategias con que se abordarán cada una de las situaciones particulares. El concepto de globalidad encierra el concepto de equipo de trabajo y no necesariamente el funcionamiento propio. Es importante recordar siempre que cada operación puede mejorar individualmente (aunque en un momento dado sea más conveniente para la faena no hacerlo), ya que en algún momento puede darse la oportunidad de evaluar si esa mejora particular junto a otras actividades permitirá hacer una mejora global en la operación, por lo que hay que estar siempre preparado para decir: MI OPERACIÓN PUEDE MEJORAR SI ASÍ LO REQUIERE LA FAENA.

Tecnología, Equipos y respaldo:

La tecnología nos provee día a día de nuevos adelantos que podrían mejorar los rendimientos de los equipos, por lo que es importante que los procesos cuenten con la flexibilidad tecnológica necesaria para conocerlos y aplicarlos, ya que si se genera un adelanto tecnológico importante y no puede ser aplicado a nuestros equipos o procesos, difícilmente podremos acceder a esta mejora.

Como cliente la tecnología y los fabricantes de equipos requieren de información, la cual se obtiene directamente de la operación, por lo que el rendimiento de los equipos será un producto de gran valor para que la tecnología busque alternativas y avances que permitan mejorar nuestra operación.

En cuanto a los equipos, la adecuada selección de ellos permitirá lograr mejoras considerables en los rendimientos y costos esperados para la operación, donde el respaldo de los distribuidores y fabricantes resulta ser esencial para garantizar el comportamiento de los equipos y la respuesta ante imprevistos.

Costos:

Como proveedor y cliente los costos son controladores de nuestro proceso, ya que son los mejores indicadores del estado del proceso respecto a lo estimado, deseado y obtenido en otros períodos o en otras faenas. Los costos deberán ser evaluados en forma global, el costo de un proceso puede que llegue a ser alto y que a la vez permita que el costo global de la faena sea menor de lo establecido, debemos recordar siempre, que nuestros procesos están encadenados y dependen en gran medida de los resultados de los otros procesos involucrados.

Calidad del personal:

Un personal bien entrenado, capacitado, motivado y comprometido en la operación naturalmente mejorará el rendimiento del proceso, a la vez que permitirá obtener información para el mejoramiento continuo de las operaciones y del mismo personal ligado a ellas. Una persona que se siente partícipe de la gestión y operación de la empresa se comprometerá a crecer con ella y permitirá la comunicación clara y fluida. Por esto, el alimentar a cada proceso con la información sobre la calidad de su personal, resultará crucial para la mejora continua de los resultados.

Tags:

Categoría: Diseño y Operaciones de Minas a Cielo Abierto, Recursos Didácticos

Comentarios (0)

Trackback URL | Comentarios Feed RSS

No hay comentarios aún. ¡Sé el primero en comentar!

Deja un Comentario